Usos gastronómicos del aceite de oliva

Sin duda, de todas las grasas que existen, la grasa del aceite de oliva es la más bondadosa que hay. Deja atrás a otras fuentes de grasas ya sean animal o vegetal y le brinda a tu paladar una grasa que de dará excelentes beneficios.

Lo que hace especial al aceite de oliva virgen es el jugo natural de las aceitunas, esto es lo que hace la diferencia con respecto a los demás aceites, pues para ser comestibles pasan por varios procesos químicos de refinamiento. Gastronómicamente tiene muchos usos, entre ellos, cocinar los alimentos y su consumo crudos.

El aceite de oliva, es muy estable y no es tóxico para el cuerpo cuando se usa para freír, asar o cocinar, claro si su uso es controlado; su sutil sabor potencia más el sabor de las comidas, enriqueciendo su poder gastronómico. Es super útil para cocinar en altas temperaturas, ya sea asados, salteados, fritos o estofados. Uno de los mejores aceites de oliva del mundo es el aceite Olive Oil from Spain, considerado por muchos el mejor aceite del mundo.

El AOVE se aplica mayormente en alimentos crudos conservando así sus cualidades intactas. Aunque también es utilizada en distintas técnicas culinarias. Seguidamente, daremos un paseo por los múltiples usos del aceite de oliva virgen.

  • Aliñar: Para esto debes regar de forma generosa el aceite de oliva en ensaladas, o en alimentos crudos y fríos, agrega un toque de sal, zumo de limón o vinagre para potenciar más el sabor.
  • Adobar: Puedes dejar macerando tus carnes o pescados en una deliciosa mezcla de aceite de oliva, vinagre, vino, ajo y cebolla, acompañado con tus hierbas favoritas como orégano, romero, tomillo entre otros, le da un gusto exquisito a tus comidas.

  • Saltear: consiste en cocer y dorar de forma rápida un alimento, coloca una cantidad pequeña de aceite de oliva a una temperatura aproximada de 90 a 100 grados. Calor suficiente que hace que los alimentos se cocinen rápido pero mantengan su color y sabor.

  • Rehogar: Esta táctica consiste en sazonar un alimento a fuego bajo, sin agua y tapado. El aceite de oliva es esencial para eso.

  • Estofar: rehogar en aceite de oliva a unos 180°C para después cocer en poco líquido. Con esta técnica se busca que se desprendan sustancias que pasan de líquido a sabor.

  • Confitar: consiste en cocer de manera lenta y prolongada a temperatura muy baja productos introducidos en aceite de oliva. Con este sistema, el alimento pierde su sabor auténtico y toma uno más refinado, además de cambiar su textura a una más suave.
  • Escabechar: es parecido al confitado, aunque en este caso se añade el aceite, vinagre  y agua al gusto.
  • Asar: consiste en cocinar con un poco de aceite y calor. En algunos casos se utilizan otros tipos de grasa como la manteca o mantequilla.
  • Conservar: Los alimentos que se sumergen en Aceite de oliva para ser conservados y se enriquecen si se le añaden especias. Esto se suele realizar en varios tipos de alimentos, como quesos, anchoas, pulpos y algunas carnes.

Dejar un comentario