Qué hacer cuando se presenta impago de alquiler en un local comercial

Los seguros de alquiler para locales y oficinas han tenido muchas adaptaciones que giran en torno a las necesidades del mercado y se han convertido en garantía del arrendamiento en función del alquiler que más ventajas tiene, bien sea para el propietario o para los inquilinos.

Gracias a este tipo de seguro, que además ha tomado mucho auge desde su creación, el mercado inmobiliario ha tenido una de las mayores previsiones para su crecimiento según investigaciones recientes, ya que en general las personas tienen la posibilidad adquisitiva para alquilar y no para comprar una propiedad, haciendo que este negocio y la inversión en los mismos crezcan; de igual modo, otras personas invierten en un inmueble y prefieren ponerlo en alquiler para generar ingresos durante un tiempo determinado.

Estos seguros se mantienen en el tope principalmente por el hecho de que facilitan el alquiler a los arrendatarios, quienes en su mayoría son autónomos y se ven liberados del depósito previo de la renta, que en muchos casos era utilizado por el propietario quien podía solicitarlo desde 3, 6 o 12 meses por adelantado, haciendo que el precio por el alquiler se acrecentara, originando complicaciones en el proceso del mismo. Los seguros para alquiler son accesibles y contribuyen con mantener las finanzas saneadas para garantizar que el negocio se encuentre en buena marcha.

Cuando hacemos referencia a los locales comerciales, bien sea de ropa, tecnología, comida o cualquier otro rubro, se deben establecer ciertos parámetros en su contrato, donde se especifiquen las medidas a tomar en caso de impago de alguiler, protegiendo a todos los involucrados y así mantener el negocio en marcha sin que el mismo se vea afectado por éstas especificaciones y cláusulas en el contrato.

Dependiendo del espacio del local, podrían variar algunas especificaciones, como por ejemplo en España éste seguro es solicitado para locales comerciales y oficinas de hasta 3000 metros cuadrados pues son los más encontrados para alquilar. Estos locales tienen un precio ajustado que se mueve entre 3 y 4,12% de la renta anual, por lo que, éste se convierte en el seguro más recomendado para los propietarios ya que garantiza el cobro de la renta en un sector que se ha caracterizado por tener un nivel elevado de morosidad y aun así, sigue siendo más accesible el arrendamiento que la compra del inmueble.

Los propietarios pueden elegir entre diferentes modalidades del seguro que permiten un cobro por anticipado de las rentas impagas. Estas pueden ser mes a mes, donde se solicita el pago antes de una sentencia o al cumplirse el tercer mes de impago, donde se presenta una demanda arbitral o judicial. Estas garantías tienen otros servicios anexos, como una cobertura por actos vandálicos, reclamos a otras compañías aseguradoras, contratos de mantenimiento y reparación, defensa del contrato de alquiler y reclamación de daños y perjuicios.

Antes de realizar un contrato de una oficina o local comercial, es recomendable estudiar todas las modalidades de seguros, ya que a la hora de negociar es importante estar al tanto de todas las opciones disponibles bien sea para una renta fija, renta variable o renta escalonada, pues todo dependerá de la actividad a realizar en el espacio a arrendar.

Dejar un comentario